martes, 7 de abril de 2009

- VICTORIA -




Victoria Ocampo


Una de nuestra referentes literarias



Victoria Ocampo nace en Buenos Aires, un 7 de abril de 1980. Perteneció a una familia aristocrática cuya historia se confunde con la historia de la propia República Argentina. Hija de Manuel Ocampo y Ocampo- ingeniero y constructor de caminos y puentes - y de Ramona Aguirre Herrera, tuvo cinco hermanas: Angélica, Pancha, Rosa, Clara (muere a los 11 años de edad) y la escritora Silvina Ocampo que se casará con Adolfo Bioy Casares.





Victoria fue educada por institutrices todo el año. Siendo, el primer idioma que supo leer y escribir el francés, como era costumbre en la alta sociedad argentina en aquella época. A eso le seguía aprender inglés y por último español, lo que a Victoria le provocaría un trauma, al no poder ser su idioma el primero en aprender.
Cuando Victoria tenia seis años, realiza su primer y prolongado viaje europeo. Es así, como los Ocampo se embarcan con vacas lecheras a bordo para tener leche fresca y una pequeña cantidad de sirvientes. Es en este viaje, es donde Victoria descubre París, una ciudad a la que dedicará por siempre un gran amor y que visitaría varias veces. Es en estos viajes a París, donde ella hará oyencias en la prestigiosa universidad de La Sorbona.





En 1912 se casó con Bernardo de Estrada, de quien se divorció al poco tiempo. En su luna de miel, que duro 2 años. Visito el Caribe, Estados Unidos y Europa. Es en Roma donde conoció al gran amor de su vida, Julián Martínez, primo de su esposo.
De sus estadías en Francia trajo el gusto por la literatura europea, que reflejó generosamente en la revista Sur y con invitaciones personales a escritores europeos a su residencia.





Victoria tenía su propio estilo. Mezclaba lo antiguo con lo moderno, vanguardista como fue ella en toda su vida. Una mujer de avanzada, que fundó una revista literaria llamada Sur, que se convirtió en un nexo entre las literaturas latinoamericana y europea y ella trajo innovaciones consideradas modernas en su época. Justamente, fue pionera de la arquitectura moderna en Argentina, ya que diseñó la primera casa cúbica, lisa y blanca de Mar del Plata. Poco después Alejandro Bustillo construyó su residencia racionista en Palermo Chico en 1929, concepto que utilizara al trasladarse en 1941 al heredar la casa de verano de sus padres, Villa Ocampo.





Embajadora virtual e intelectual de la Argentina, por su residencia, Villa Ocampo, pasaron los intelectuales y artistas más importantes que visitaron Argentina, desde Rabindranath Tagore a Igor Stravinsky que le dedicó su ópera-ballet Persephóne y que Ocampo recitó en el Teatro Colón y en Río de Janeiro (1934).





En Europa de postguerra asistió a los preparativos de creación de la Unesco en París, siendo la única argentina presente en el Juicio de Nuremberg, mantuvo encuentros con figuras relevantes de la política y la cultura como Graham Greene, la reina Isabel de Inglaterra, T. S. Elliot, a Churchill y De Gaulle.





Su origen social y reconocida oposición al gobierno nacionalista y populista de Juan Perón, que se extendió desde 1946 a 1955, la identificaron con un sistema cultural conservador y elitista, aunque sus relaciones personales y su revista incluían nombres de todas las vertientes incluso algunos escritores comunistas.
En 1953, fue encarcelada por su oposición a Perón.





En 1960, manifestó su disgusto por la visita del secretario de redacción de Sur, José Bianco, a la Cuba de castrista, y Bianco renunció a su cargo.

Fue la primera mujer miembro de la Academia Argentina de las Letras, fundadora de uno de los más antiguos movimientos feministas de la Argentina, la Unión de Mujeres en 1936, directora del Fondo Nacional de Las Artes de Argentina, miembro del P.E.N. Club Internacional y doctora honoris causa de la Universidad Harvard.





La dura crítica de los escritores peronistas, y de algunos intelectuales de izquierda a su figura comenzó a atemperarse luego de su muerte.
Es reconocida como una de las más importantes animadoras culturales en la Argentina del siglo XX.

Fallece el 27 de Enero de 1979, en su casa de San Isidro, Villa Ocampo, producto de un cáncer de paladar que la afectaba hacia varios años atrás.





Antes de morir, donó a la Unesco su casa de San Isidro, Villa Ocampo, 25 km al norte de la ciudad de Buenos Aires. Villa Ocampo, había sido la antigua casa de veraneo de su familia entre 1891 (año de inauguración de la villa) hasta 1930 (año en que fallece su padre). Victoria hereda la casa y se muda definitivamente en 1941. La casa, con todo su mobiliario, permaneció cerrada y abandonada por largos años; en 2003, un incendio destruyó su manzarda (altillo). El incendio en si, no destruyo mucho. Pero el accionar de los bomberos y el agua utilizada para apagar el fuego, daño considerablemente muebles y libros. Actualmente la casona funciona como museo (aunque en realidad sea Casa de Cultura), donde se puede visitar las distintas habitaciones de la casa: el escritorio, el comedor, la habitación donde ella fellece y principalmente la biblioteca. Esta contiene los más de 11.500 libros, de los cuales 5.000 son en francés, 3.500 en inglés y 3.000 en español.





En Villa Ocampo, se realizan distintas actividades culturales, así como muestras, talleres de poesía, obras de teatro para chicos y conciertos musicales. En 2007 se realizó una exposición con obras del pintor sanisidrence, Pridiliano Pueyredon (pariente de Victoria). Y en el mes de Octubre, de 2008, se realizó una muestra sobre Antoine de Saint-Exupéry, el escritor de "El Principito", quien visitara a Victoria repetidas veces en esta Villa veraniega.

También había donado a la misma entidad, su residencia de verano en la ciudad atlántica de Mar del Plata, pero ésta fue rematada y comprada por la Municipalidad de dicha ciudad, que la convirtió en centro cultural y museo.





En 1986, se realiza la pieza teatral Eva y Victoria de Mónica Ottino que escenifica un encuentro imaginario con su antagonista Eva Perón y que fue llevada al teatro con gran éxito por China Zorrilla y Soledad Silveyra.
En 1989 se filmó Cuatro caras para Victoria de Oscar Barney Finn, ensayo biográfico interpretado por cuatro actrices (Carola Reyna, Julia von Grolman, Nacha Guevara y China Zorrilla).





La relación de Victoria con la literatura comienza desde muy pequeña, no solo como una gran lectora, sino como escritora. Desde aquellas primeras prosas en francés que escribiese a los once años, desarrolló una extensa escritura, ingresando en el mundo de la literatura con un ensayo, De Francesca a Beatrice (1924), un comentario acerca de la Divina Comedia del Dante que fue publicado en el diario La Nación. Escribió varios ensayos, entre ellos los dedicados a Emily Brontë, Lawrence de Arabia y Virginia Woolf.





Uno de los grandes visitantes de esta casa fue el escritor Tagore (Premio Nobel de Literatura) en 1924. Fue uno de los primeros visitantes internacionales que recibió Victoria. Pero tras la negativa de su padre al querer alojarlo en Villa Ocampo, Victoria alquila la quinta Miralrio, residencia cercana a San Isidro, y lo visita constantemente durante su estadía. Luego, ella escribiría un libro llamado Tagore en las Barrancas de San Isidro contando como fue la visita del escritor.





Las alarmas de sus padres y la indiferencia de su marido, no detenían a Victoria. Pero sufre una pequeña frustración: la prohibición de seguir la carrera de actriz, considerada muy mala para una mujer de su estatus social. Pero de todas maneras, Marguerite Moreno, una notable actriz francesa, será su profesora de recitación, y en contadas ocasiones Victoria logrará grandes éxitos en la escena, con su presencia hipnotizante y una lectura sorprendente. En 1936, sube al escenario del Teatro Colon por pedido del gran Igor Stravinski. Frente a estas frustraciones, se dedicará entonces a escribir.





A la tormentosa relación con Julián, Victoria dedica uno de sus escritos más impactantes: De Francesca a Beatrice, un relato detallado de la aventura pasional, puntuado con lecturas que ella había absorbido físicamente. Shakespeare y Dante, son interrogados acerca del amor: no son para ella celebridades, sino maestros supremos de la pasión.





Luego seguirán sus Testimonios y Autobiografía (que comienza a escribir en 1952). Y por pedido expreso de ella, se publicaran luego de su muerte. Para justamente, no saber los pensamientos secretos de Victoria, mientras ella esta viva. En ellos se puede leer por ejemplo como era la relación con su aburrido esposo, como decía ella, en su autobiografía 2 y 3 y la relación con Julián Martínez en la autobiografía 3, llamada La Rama de Salzburgo.





En 1931 fundó la Revista Sur, proyecto del cual había hablado con varios intelectuales de la época, incluido Waldo Frank en su visita a Nueva York. El nombre, sería dado por Ortega y Gasset en una conversación telefónica. Su principal objetivo, era unir las literaturas americanas y europeas. Se editaron más de 370 volúmenesa lo larga de casi 50 años, primero serían una revistas bimestral y luego semestral.





Sur, resulta imprescindible para entender nuestra cultura en las décadas del 1930 al 1970. Escritores como García Márquez y Julio Cortázar han reconocido con frecuencia la relevancia de Sur en su formación. Justamente Gabriela Mistral, le escribió a Victoria, diciéndole que ella cambió la dirección de lectura de varios países Sudamericanos. Sur, dio a conocer a toda una generación de escritores argentinos a personajes como Albert Camus, Sartre o Virginia Woolf.





La editorial Sur, creada dos años después que la revista, se encargó de publicar obras de Jorge Luis Borges, su cuñado Adolfo Bioy Casares, Ernesto Sábato, `Octavio Paz, Federico García Lorca, Alberti, Gabriela Mistral y Neruda, ya que estos envían sus originales para ser publicados en dicha editorial.





En la revista, se podía hablar de cualquier tema, incluso de política. Aquí publicaron comunistas y conservadores, liberales y anarquqistas. Una sola vez hubo censura, precisamente sobre escritos en pro del nacionalsocialismo. Tal es el caso de Drieu La Rochelle, de quien Victoria se lamentó por haberse volcado a esa doctrina, con la consiguiente ruptura de su amistad.





Los últimos ejemplares de Sur, se hicieron ediciones especiales, dedicadas a Victoria como a sus amigos.

1 comentario:

Sofia dijo...

Un gran saludo para los argentinos y espero que en este 2011 sea un gran año de elecciones y se elija en forma correcta y democratica como queremos todos, incluso estando lejos nunca olvido mi pais. Desde la lejana Paris, en el Hoteles cinco estrellas en Paris los saluda a todos, Sofia.